domingo, 4 de septiembre de 2011

Mel






hace una semana, nos tocó tomar la decisión, una de las más duras de nuestra vida, sabíamos que teníamos que hacerlo pero había que escoger el momento...
el momento llegó, no se merecía estar postrada, ni tener que llevarla en brazos a todos los lados,
ni darle la comida en la boca,
nosotros lo haríamos pero el bienestar y la calidad de vida está por delante de todo eso




Soy veterinaria desde hace algo más de 10 años, 
me ha tocado eutanasiar a un montón de animales,
la parte más dura y amarga de esta profesión, 
pero no he sido capaz de hacerlo esta vez...


hace 14 años y medio, un 4 de enero, te trajimos de casa de Jordi,
eras como una bola con antifaz negro y una orejas que llegaban al suelo...
eras la más activa de la camada que tuvo Nessie 
y fuiste la primera que te acercaste a mí cuando casi no podías ni andar...


llegamos a casa y te dejamos en la cocina para que Tuca, tu maestra en muchas cosas, te viera...
después de varios episodios de diabluras de cachorro
  la vida te llevó a cambiar una casa con jardín enorme por un apartamento pequeño,
te adaptaste de maravilla, fueron momentos duros y tú estabas allí...
lamiendo las lágrimas saladas...


luego nos vinimos a Lleida, los tres, 

llegó María y fuiste su mejor guardiana,

luego nuestra gata recogida, Mila, y te comportaste como una gran anfitriona,

por último Miquel, al que aguantaste que se te echara encima miles de veces...

nunca tuviste un mal gesto con nadie de casa aunque gruñona eras un rato largo

pero la vejez se asomó a tu vida, las canas aparecieron y un día quedaste sordita, 
la vista no era la misma aunque tuolfato era lo mejor, no había rastro que se te resistiera...
pero la artrosis no dejaba ya que pasearas por donde más querías







no podíamos llevarte al bosque porque teníamos miedo de que te perdieras

y un buen día ya no te podías levantar, no querías comer y entonces supimos que había llegado el momento...de despedirnos

ahora sólo tengo el recuerdo de dejarte al lado de donde está Tuca, 
no lo puedo evitar, pero esa imagen vuelve una y otra vez,
sé que con el tiempo me acordaré mucho de tí y sé que nunca tendré otra perra tan buena como tú
en todos los aspectos,

quizás en el último momento fallamos, 
porque cuando ese momento llega, 
es un alivio para que no sufras más...
que te he querido mucho, aunque seguramente tú nos has querido más...
sé que ahora debes estar haciendo lo que más te gustaba
bañarte en ríos y sacar piedras del agua, 
tumbarte al sol y rascarte la espalda, 
correr por la nieve hasta que el pelo se te llenaba de bolas de hielo...
aquí la casa está un poco más vacía porque no estás
pero nuestra cabeza y nuestro corazón está lleno de recuerdos buenos...

María y Miquel saben que estás en el cielo,
Miki dice que juegas con Bernat y yo sé que es cierto
y la Mila...te busca sin parar y cada vez que maúlla me acuerdo de tí...


quiero dar las gracias:
a Jordi por ser tan generoso al hacerme este regalo, mi Mel, antes llamada Eire
la que siempre te saludaba lamiéndote la barbilla, desde los dos meses hasta hoy...
a Marc por aventurarse a regalarnos una perrita, nuestro inicio en común,
compañera de paseos hasta el final...
a mis suegros, Manel e Isabel por permitirme tenerla en su casa de cachorra y cuidarla cuando nosotros hemos estado fuera


a todos los que habéis compartido algún momento con ella y sabéis lo buena que era...

y a Nuria, por darte el mejor dulce final...


te querremos siempre Mel










¡¡ gracias por los más de 14 años juntas !!
sé que es el primer homenaje y que no será el último...

40 comentarios:

  1. ................ Gràcies ......, Marc.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento mucho.
    Le has hecho un homenaje precioso.
    Bss
    M.

    ResponderEliminar
  3. Sin palabras y con un nudo en la garganta.. todos los que hemos perdido a un animal querido entendemos cada una de tus lineas.. precioso Un beso grande..

    ResponderEliminar
  4. María, que maravilloso, precioso y sentido homenaje ... me ha emocionado muchísimo y siento que hayáis tenido que pasar por esto.

    Os mando un abrazo enorme a todos !!

    ResponderEliminar
  5. Es la más bonita de todas las entradas que has publicado. Mel ha tenido mucha suerte de compartir su vida con vosotros y poder haber dejado esa huella imborrable en vuestro corazón. Un beso María.

    ResponderEliminar
  6. María, llorando estoy, que penita me da, de verdad.
    Que guapa era! que fotos más lindas y que homenaje mas bonito le has hecho, me imagino lo mucho que la estaréis echando en falta.
    Yo lo estoy viendo venir, Nico tiene ahora 13 años, pero ya no oye, casi no ve y la artrosis le tiene muy limitada la movilidad, y no quiero ni pensar en el momento que has pasado tú.
    Ojalá que Mel esté en un lugar donde reciba el mismo cariño que vosotros le habéis dado.
    Mil besos,
    Pilar

    ResponderEliminar
  7. María me has emocinado, que momento mas triste, que decirte que sé como te sientes, que lo siento un montón y que habeis tomado una decisión muy difícil. El homenaje que la has hecho ha sido precioso y seguro que estará en el cielo de los animales junto a Tuca cuidando de todos vosotros.
    Mucho ánimo. Besos. María.

    ResponderEliminar
  8. Lo siento mucho Maria. Tus palabras han sido muy bonitas. Un abrazo muy grande. Rosa

    ResponderEliminar
  9. LO SIENTO MUCHO,LAS QUE TENEMOS PERRITOS SABEMOS COMO SE QUIEREN,ME HAS HECHO LLORAR PERO ES PRECIOSO QUE TODAVIA QUEDEN MUCHAS PERSONAS CON SENSIBILIDAD PARA LOS ANIMALES,EL HOMENJE ES PRECIOSO LO VERA DESDE EL CIELO,ANIMO Y UN BESO FUERTE DE MARIA JESUS

    ResponderEliminar
  10. Yo se lo mal que lo estas pasando.El homenaje que le has echo es muy emotivo.Lo siento mucho.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Un beso enorme!!!
    Me has hecho encoger el corazón...

    ResponderEliminar
  12. No sabes como me he emocionado , te entiendo perfectamente pués yo también tuve que sacrificar a mi perrita por el mismo motivo y fué tremendo, jamas se me olvidará su última mirada. Un abrazo y lo siento mucho

    ResponderEliminar
  13. Maria! Lo siento muchísimo.... solo el que tiene un animal en su vida puede entender el dolor que se siente al perderlos.... es el homenaje más bonito que le podías hacer y yo estoy ahora mismo llorando como una magdalena y rezando con que mi marido no baje de su despacho y me vea con la cara rebozada en "mocos"...preciosas palabras y más bonitas aun esas fotos, que reflejan lo feliz que ha sido tu perrita todos estos años. Tu entrada me ha llegado al alma. Muchísimo ánimo y un beso muy especial para tí

    ResponderEliminar
  14. Hola María,
    Como lo siento.
    Me has hecho recordar...y sé cómo te sientes.
    Esos animalitos, tan fieles compañeros, que sólo necesitan mirarte para que sepas lo que quieren...
    Un beso,

    Digna
    http://elmondolivia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. No sabes lo que te entiendo...

    Nadie puede imaginar lo que se llega a querer a los animales, sobre todo cuando son amigables, amables y cariñosos.

    Realmente NUNCA SE OLVIDAN, sobre todo por los recuerdos tan maravillosos que nos dejan.

    Le has dedicado unas palabras muy bonitas.

    Muchos besos de alguien que también ha pasado por lo mismo.

    Marian

    ResponderEliminar
  16. Un precioso recuerdo para Mel
    Gracias por abrirnos tu corazón, no he podido evitar llorar... menudo trastillo era de cachorro!
    Un abrazo

    Rosa Molero

    ResponderEliminar
  17. María, lo siento mucho. Qué momentos más tristes y dolorosos. Sólo quien ha querido de verdad puede conocerlos. Espero que lo que ahora recuerdas con lágrimas más adelante recuerdes con una sonrisa.
    Un beso muy grande María.

    ResponderEliminar
  18. Se me han saltado las lágrimas...Sé lo que es tener un perro que no solo es un perro, sino uno más de la familia. Te mando un fuerte abrazo y muchos ánimos. Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Si tuviera que decirte algo ahora de viva voz...no podría porque el nudo en la garganta no me dejaría. Me has hecho llorar con esta entrada tan preciosa. Solo decirte que te entiendo perfectamente y que lo que has escrito es el mejor homenaje que le hayas podido hacer.
    Te mando el beso mas grande que haya podido enviarte hasta ahora.
    Bea Rico

    ResponderEliminar
  20. Me imagino lo difícl que habrá sido para todos en tu familia....yo no te conozco, no conozco a tu perrita pero acá estoy llorando identificada con tu pena....tengo cuatro perritos y ni quiero pensar en su ausencia. Precioso lo que le decís a Mel, un homenaje lleno de emoción. Te mando un beso grande!

    ResponderEliminar
  21. Siento mucho todo esto, no te puedes imaginar como , yo también tengo un perrito, y sólo imaginar que un día pudiera vivir esto.....se me parte el alma. Así que espero que lo llevéis lo mejor posible, ...........
    Sólo puedo mandarte muchos besos, a ti y a los tuyos

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué momento más triste! ¿verdad? la verdad es que lo único que le consuela a uno es un abrazo que estando tan lejos no puedo darte pero te envío para que lo recibas en tu corazón.
    Dice mi hijo: "No llores mamá, Mel está con Bruce en la estrella que vemos delante de casa todas las noches", y seguro que es verdad y desde allí quiere verte feliz. Besiiiiitos enoooormes.

    ResponderEliminar
  23. Es difícil tener que tomar este tipo de decisiones, pero cuando los ves así, en un rincón, y ves que no pueden valerse por si mismos, es el momento de hacer el paso, has sido muy valiente y has echo lo correcto, yo aún recuerdo la perrita que me regalaron cuando era pequeña, y ella al contrario que Mel, murió de viejecita, la casa de mi madre, está aún llena de fotos suyas después de mas de veinte años que ya no está con nosotros.
    Un fuerte abrazo.
    Petons

    ResponderEliminar
  24. :( Yo también tengo una perra, que te voy a decir... Un abrazo para todos

    ResponderEliminar
  25. No sabes lo que senti al leer este post de tu blog. Tengo una perrita, "luna", que ya tiene mas de 14 años y todos los sintomas de Mel. Se que el final esta cerca y no sabes la tristeza que tenemos mis hijos y yo. Pero seguimos dandonos cariño y compañia hasta que llegue el momento. Un abrazo y siento mucho lo que le paso a Mel.

    ResponderEliminar
  26. Ay María, ¡que penita¡ y que entrada tan bonita que me ha emocionado muchísimo.
    Creo que todas las personas que en algún momento de nuestra vida hemos tenido la suerte de tener a nuestro lado un ser tan querido como nuestro perro, te entendemos perfectamente..aquí me tienes reviviendo esta misma situación con mi querida Betty...siempre estarán en nuestro corazón y ahora que seguro jugando juntas.
    un besito y mucho cariño

    ResponderEliminar
  27. Lo siento mucho!!
    Le has hecho un homenaje precioso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. Un abrazo María.
    Seguro que pronto tendrás un nuevo cachorro dónde seguir volcando tamto amor y dedicación por los animales. Yo tambien lo sé.
    Animo guapa!!

    ResponderEliminar
  29. Maria, que recuerdos me has traido con esta entrada tan llena de cariño a Mel,cuesta tanto despedirse de ellos,mi perrita Linda (Linda porque tenia una carita preciosa)no sabes como me consto superar su perdida,se les coge tanto cariño.
    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Lo siento mucho, yo también tengo una perrita y se el cariño que te dan, por tu profesión lo has visto en muchas ocasiones, pero cuando se vive en carne propia, es muy difícil. Un precioso homenaje. Animo
    Besos

    ResponderEliminar
  31. María:
    ¡Ánimo!.
    Un gran abrazo desde Zaragoza.

    ResponderEliminar
  32. Es el mejor homenaje que podías hacerle a una amiga...

    Me has hecho llorar.

    Un besito gordo.

    ResponderEliminar
  33. Ay como te entiendo, me has hecho llorar. Cuando se pasa por algo así solo el tiempo te consuela y los buenos recuerdos.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  34. Le has hecho el mejor homenaje que se merecía Mel, ella os dedicó su vida por completo. El recuerdo siempre tiene latido como el corazón, por lo tanto sigue viva en vuestra mente.
    También yo he pasado varias veces por este trance, y hay que intentar no recordar el trago más duro, si no los días que fuimos tan felices con nuestra mascota.
    Un abrazo. Carmen

    ResponderEliminar
  35. I can understand. Last April I made the decision too. I miss my lovely "girl". Hugs

    ResponderEliminar
  36. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  37. Precioso homenaje María. Yo también pasé por esto hace años... y todavía recordamos anécdotas de ellos cómo si hubieran pasado ayer. No se olvidan... NUNCA.
    Un beso fuerte a los cuatro.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un botoncito en forma de comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...